martes, 17 de septiembre de 2013

EFECTOS SUCESORIOS DE UNA SEPARACIÓN. EL TESTAMENTO

Cuando un matrimonio queda disuelto legalmente mediante separación o divorcio, el excónyuge superviviente nunca tendrá derechos hereditarios sobre los bienes del otro cuando fallezca.

Foto: http://www.rankia.com
A estos efectos, la simple presentación de la demanda de separación o divorcio ya supone la suspensión de derechos hereditarios entre cónyuges, para el caso de que alguno de ellos fallezca antes de que haya resolución judicial, que es en definitiva la que modifica su estado civil y excluye de la herencia al cónyuge o pareja, atendiendo también a situaciones personales y económicas que tras la ruptura de la pareja han cambiado.

No obstante, hay que tener cuidado con los testamentos realizados antes de producirse la ruptura matrimonial, pues es posible que siendo pareja se haya podido dejar la parte de libre disposición a su pareja, actualmente expareja. Por ello debería ser revocado o rectificado dicho testamento.

También hay que tener en cuenta ciertos aspectos que deben resolverse una vez efectuada la separación y que, de no hacerlo pueden traer consecuencias desagradables en el futuro. Así, el testamento es un instrumento sencillo y eficaz para regular algunas circunstancias futuras que afectan a progenitores y descendientes. Un buen abogado de familia debe asesorar a su cliente más allá del procedimiento de separación o divorcio en temas tales como éste, pero desgraciadamente no suele hacerse.

El testamento (ese gran olvidado en derecho de familia) es la herramienta sencilla y eficaz que permite:

- Nombrar tutor de los menores para el supuesto de fallecimiento de ambos progenitores (si fallece uno sólo, será el otro progenitor el que se haga cargo de los hijos).

- Determinar un administrador de los bienes del cónyuge fallecido. Si usted excónyuge separado fallece tendrá como herederos a sus hijos, lo cual le parecerá bien. Lo que puede que no le parezca tan bien es que mientras ellos no alcancen la mayoría de edad, será su expareja la que se encargue de administrar esos bienes. Y esto no suele hacer tanta gracia. Así pues, con la intención de que no sea el otro progenitor quien administre la herencia de los hijos, se nombra un administrador de confianza para sea éste el que administre los bienes heredados y el que gestione el pago de alguna indemnización por fallecimiento. Incluso, si no se quiere determinar un administrador, sí se puede expresar en el testamento, quién bajo ningún concepto queremos que sea tutor de nuestros hijos en caso de fallecimiento.

- Incluir como albacea o contador partidor una persona de confianza que distribuya la herencia en caso de litigio entre los herederos.

Concluyendo: es muy recomendable tras un procedimiento de separación o divorcio hacer testamento o modificar el ya existente.

Luis Miguel Almazán

Abogado de familia

lunes, 9 de septiembre de 2013

INFRACCIONES PENALES EN MATERIA DE CUSTODIA Y RÉGIMEN DE VISITAS

Artículo 618 Código Penal.

2. El que incumpliere obligaciones familiares establecidas en convenio judicialmente aprobado o resolución judicial en los supuestos de separación legal, divorcio, declaración de nulidad del matrimonio, proceso de filiación o proceso de alimentos a favor de sus hijos, que no constituya delito, será castigado con la pena de multa de 10 días a dos meses o trabajos en beneficio de la comunidad de uno a 30 días.


Foto: http://www.abc.es/
Se castigan como falta aquellos incumplimientos que no son constitutivos de delito, entre ellos el incumplimiento del régimen de visitas o el impago de pensiones que no entren dentro del artículo 227 del Código Penal (delito de abandono de familia por impago de pensiones)

Artículo 622 Código Penal.
Los padres que sin llegar a incurrir en delito contra las relaciones familiares o, en su caso, de desobediencia infringiesen el régimen de custodia de sus hijos menores establecido por la autoridad judicial o administrativa serán castigados con la pena de multa de uno a dos meses.

El Art. 622 CP se refiere al progenitor no custodio que incumple el régimen de visitas, por ejemplo porque no devuelve al menor en tiempo, una vez terminado su régimen de visitas.

Ahora bien, no todo incumplimiento del régimen de visitas del progenitor no custodio conlleva delito contra las relaciones familiares: la Audiencia Provincial de Tarragona en Sentencia de fecha 2 de diciembre de 2013 considera que al no existir una conducta desobediente con relevancia penal, pues el padre ha cumplido con el deber de visita durante un largo periodo de tiempo, no se cumple la tipicidad del artículo 622 del Código Penal, pues el padre había cumplido durante años con unos horarios de recogida del menor marcados por sus circunstancias laborales y el cambio de circunstancias de la madre no puede justificar una irresponsabilidad del padre, habiendo fijado además por ambos los horarios. La Audiencia considera que donde habría sido necesario acudir es a los juzgados de familia y no a la vía penal.

¿Y que ocurre cuando es el progenitor custodio el que no entrega al menor para cumplir con el régimen de visitas del no custodio?. Pues debe entenderse que cumple con el tipo penal del artículo 618.2 CP, pues el bien jurídico protegido es el interés de ese menor. El progenitor custodio incumple el régimen de visitas. El régimen de visitas es una consecuencia de la guarda y custodia y, por tanto, el cónyuge que tiene atribuida la custodia del menor puede infringir el régimen de visitas, pero no el de custodia.

Ahora bien, ¿qué sucede cuando el progenitor no custodio no devuelve al menor?. Entonces hablaríamos ya no estaríamos ante una falta, sino ante el delito de sustracción de menores:

Artículo 225 bis Código Penal

1. El progenitor que sin causa justificada para ello sustrajere a su hijo menor será castigado con la pena de prisión de dos a cuatro años e inhabilitación especial para el ejercicio del derecho de patria potestad por tiempo de cuatro a diez años.


Luis Miguel Almazán

Abogado de Familia

lunes, 2 de septiembre de 2013

VUELTA AL COLE. CUIDADO CON LOS GASTOS

Siempre por estas fechas, los padres separados, custodios o no custodios, sobre todo los bisoños en estas lides, suelen hacer a los abogados de familia las mismas consultas: ¿qué gastos escolares entran dentro de la pensión de alimentos y cuales hay que pagar por mitades como gastos exraordinarios? ¿cuándo y cómo debo pagarlos?. Pues bien, trataré de aclarar estos conceptos:

Foto: http://www.elmundo.es
Lo primero que hay que hacer es atender a lo que diga la sentencia, auto o convenio en donde esté regulada la pensión alimenticia. Si de su texto se desprende claramente que los gastos escolares (libros, uniformes, material escolar, cuota del "ampa", etc.) son gastos extraordinarios, ya no deja lugar a dudas.

El problema lo tenemos cuando la sentencia, auto o convenio en cuestión no dice nada al respecto. Pues bien, en ese caso la jurisprudencia se ha pronunciado en reiteradas ocasiones de la siguiente manera: gastos de colegio son gastos ordinarios, y como tales entran dentro de la pensión alimenticia que paga el progenitor custodio sin tener posibilidad alguna de reclamar al no custodio. Es doctrina mayoritaria de las audiencias provinciales ya que se trata de gastos más que previsibles a lo largo de la vida de un niño. Salvo que -como hemos dicho- en la resolución judicial (o convenio regulador) se disponga expresamente lo contrario.

En cuanto al pago de los gastos extraordinarios y siempre que no se pacte o se disponga lo contrario, no se debe abonar ningún gasto extraordinario sin tener previamente la correspondiente factura. Después se abonará según lo acordado o según se permita, pero siempre se debe hacer de la misma manera de tal modo que se consolide la forma de pago.

De todos modos, y como la casuística es infinita en este campo del derecho, les recomendamos siempre, y antes de hacer nada, consultar a su abogado especializado en derecho de familia. En mi caso, estoy a su disposición en info@almazangarciaasesores.com.

Luis Miguel Almazán

Abogado de Familia