viernes, 26 de julio de 2013

ABUELOS SEPARADOS DE SUS NIETOS

Hoy, festividad de San Joaquín y Santa Ana, abuelos de Jesucristo, es el día de los abuelos y desde esta líneas queremos recordar a aquellos abuelos que sufren porque no pueden tener una relación normalizada con sus nietos, la mayoría de las veces por divorcios, malas relaciones con sus hijos, o fallecimientos de los mismos.
Foto: http://www.abc.es
Qué situación más triste la de tantos abuelos que han cuidado de sus nietos mientras sus padres trabajaban, y cuando deciden separarse, los abuelos se quedan sin poder relacionarse con sus nietos porque un "progenitor" o los dos, impiden cualquier tipo de relación de sus hijos con ellos.

Los abuelos siempre podrán demandar en el juzgado su derecho a relacionarse con sus nietos y así ejercer su derecho y el de sus nietos. Se trataría de un juicio "verbal especial" que se inicia con una demanda contra los padres del menor o menores reclamando la visita de los abuelos a los nietos fundamentada en el artículo 160 del Código Civil. También se pueden solicitar medidas provisionales previas en las que se fijen unas visitas provisionales hasta que salga el juicio principal y la sentencia definitiva. Aunque en ciertos juzgados no se conceden (dependerá del juzgado).

En relación con los casos de divorcio, nulidad y separación, si bien es cierto que el Anteproyecto de Ley presentado por el Consejo de Ministros el pasado 19 de julio sobre el ejercicio de la corresponsabilidad parental en casos de separación, nulidad y divorcio reconoce con sus modificaciones el derecho a regular "el régimen de relaciones y comunicación de los hijos con sus hermanos, abuelos u otros parientes y personas allegadas teniendo en cuenta, siempre, el interés de aquéllos.", considero insuficiente tal iniciativa para evitar en la medida de lo posible que los abuelos no puedan relacionarse con sus nietos y confío en que a la mayor brevedad nuestros políticos regulen tal situación de enorme importancia a la hora de forjar los mejores vínculos emocionales que puedan tener los menores.

Felíz día, abuelos.

Luis Miguel Almazán

Abogado de familia

miércoles, 3 de julio de 2013

¿POR QUÉ UN ABOGADO DE FAMILIA?

En Guadalajara, la inmensa mayoría de los despachos de abogados son multidisciplinares. Esto supone que cualquiera de ellos se va a ver capacitado para llevarle a usted "con total garantía" su divorcio. En mi opinión es un grave error. Porque para llevar su divorcio no vale cualquier abogado. Y me explico:


Por desgracia, en el ámbito jurídico, siempre se ha tachado al Derecho de familia como un "derecho menor", pero realmente no lo es. La casuística es tan grande y es tan grande la inercia de los juzgados a la hora de dictar sentencias que se me antoja muy arriesgado dejar en manos de alguien que no sea especialista en la materia un asunto tan delicado y personal y que puede afectar tanto a la vida de las parejas separadas...como a la de los hijos de éstas.

Y es que, ejercer de abogado de familia no consiste en redactar cuatro papeles, presentar otros tantos en el juzgado y cuando citen en sala decir con cierta elocuencia cuatro o cinco frases bonitas demostrando así lo asertivo que uno es en la defensa de los intereses de su cliente. Los servicios de un buen abogado de familia deben ir mucho más allá. Y ahí es donde comienzan las carencias de los despachos "multidisciplinares": si necesita contar con la opinión de su abogado en un momento dado, ante una situación que le acaba de surgir y que no sabe cómo debe resolverla o qué efectos jurídicos tendrá su decisión, entonces es cuando descubre que su abogado no sabe (o no tiene tiempo para saberlo) responder a ciertas preguntas tan cotidianas como: (ejemplos reales) "¿qué debo hacer cuando se incumple el régimen de visitas?, ¿qué ocurre cuando mi hijo está enfermo?, ¿a qué estoy obligad@ a informar a mi expareja?, ¿el material escolar es un gasto extraordinario? ¿cuándo debo pagar los gastos extraordinarios?". Y entonces, ante preguntas como estas, tan esenciales para padres o madres recién separados, es cuando su abogado "multidisciplinar" le dará una respuesta del tipo: "los problemas del día a día no los va a resolver ni un abogado ni un juez, es algo que se supone que debéis arreglar los padres por el bien de vuestros hijos", o de este otro tipo: "como entenderás no puedo estar todos los días pendiente de tus problemas porque no haría otra cosa". Y asunto solucionado.

Cierto es que los abogados no podemos estar "de servicio" las veinticuatro horas del día y resolver todos y cada uno de los problemas de los padres y madres separados, pero sí es nuestra obligación ayudarles a que lo hagan. Cuesta bien poco dar una respuesta a algo que para nosotros puede ser obvio, pero que para que padres-madres "en apuros" puede suponer la diferencia entre pasar una mala noche o no. No se puede pretender que arreglen ellos solos los problemas que surjan en el día a día con los hijos, cuando han sido incapaces de arreglar los suyos de pareja. Y además, si no les asesoráramos, probablemente se conseguiría el efecto contrario: crear más tensión entre ellos y provocar que cometan errores de los que puedan lamentarse toda la vida. Por eso, siempre es muy aconsejable contar con la opinión de un profesional en la materia.

Como abogado de familia, desde nuestro Despacho tenemos todos estos detalles en cuenta. Como he dicho al principio, para nosotros nuestro trabajo no se limita a presentar papeles y dar discursos en los juzgados. En ALMAZÁN GARCÍA ASESORES, haremos mucho más que eso. No lo dude.

Luis Miguel Almazán

Abogado de familia